Desde que salió el primer iPhone, Apple siempre ha sido la referencia a la hora de marcar el camino por el que deben transitar el resto de los fabricantes que componen la industria de los teléfonos celulares. El iphone xs no es la excepción.

¿Cómo es el iPhone XS?

Apariencia

Gracias al detalle de sus acabados, logrados en materiales de gran calidad, nuevamente Apple ha conseguido colmar las expectativas de los fanáticos de la marca de la manzana. Con su pantalla de 5,8 pulgadas, tiene un frontal en el que la superficie de pantalla representa el 82,9 % del total de la superficie disponible, está al mismo nivel de la competencia. En la parte superior del frontal sigue el notch con la cámara selfie y todos los sensores para FaceID. Por detrás sobresale el módulo para las dos cámaras y el flash, pero realmente el agarre es muy cómodo y las sensaciones que transmite este celular son las de un modelo premium. Su marco de aluminio pulido  y sus superficies delantera y trasera de cristal le otorgan una apariencia muy sofisticada. No trae conector minijack para auriculares y la calidad de los altavoces no defrauda.

Su interior

En su interior también da un paso al frente, ya que se aumentó el tamaño de la batería, llevándola hasta 2658 mAh. Aunque quizás de la impresión de ser pequeña pasando a ser de solo 2658 mAh, lo que puede parecer poco en comparación con modelos similares de otras marcas; pero si la combinamos con la eficiencia de iOS 12, el iPhone XS logra alcanzar una performance muy buena.

Las mejoras de la nueva versión del sistema operativo de Apple están orientadas a que la multitarea corra sin dificultades, y las aplicaciones de calidad de vida pueden recoger los datos que hagan falta sin que se note en el rendimiento del teléfono. El ecosistema de Apple está totalmente diseñado para ofrecer los mejores resultados ante la máxima exigencia.

El software

Apple siempre se ha caracterizado por ir incorporando con cuentagotas mejoras en sus modelos, pero siempre dan un paso adelante; y aunque pueda parecer que las cámaras son insuficientes o la pantalla no brinda la más alta resolución, todo esto se compensa con un potente software que aporta las soluciones que cada situación requiere; por lo tanto, los usuarios van a quedar satisfechos.

Un modelo para los fanáticos

Los fanáticos de Apple saben lo que tienen en sus manos cada vez que compran un producto de la marca de la manzana, y nunca quedan defraudados. El iPhone XS no será el primer modelo en romper esta norma. Un terminal de gran calidad, con acabados impecables y una respuesta premium a un precio muy competitivo. Es un celular robusto y compacto, pero al mismo tiempo muy cómodo de usar. Con el correr del tiempo y de los modelos, el iPhone se ha convertido en un producto aspiracional, un emblema cultural de calidad y status. El iPhone XS es la última muestra de que siempre se puede mejorar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí