A día de hoy, los piercings son muy populares, mucha gente se los hace por moda o simplemente porque les gustan estéticamente. Existen piercings muy populares, como el piercing del ombligo o el tragus piercing, sin embargo, el origen de los piercings no tiene nada que ver con la estética y la moda. En este artículo vamos a hablar sobre los orígenes del piercing.

Rituales y tradiciones

Probablemente no te lo imaginabas, pero los piercings aparecieron por primera vez en antiguas tribus, y tenían como objetivo conmemorar cambios en la vida. En concreto, los piercings se hacían para celebrar o marcar el comienzo de la vida, la entrada en la adolescencia o la llegada a la edad adulta. El por qué los piercings se utilizaban para marcar estas etapas de la vida no está del todo claro, pero se sabe que se hacía.

Lo mismo que ocurre con los piercings ocurre con los tatuajes. Aunque a día de hoy tengan un sentido estético, estos representaban acontecimientos o marcas religiosas en miembros de tribus. Era una forma de marcar a las personas y que el resto de los miembros de la tribu o de otras tribus, supieran cosas sobre estas.

Los piercings actuales

Todo lo anteriormente mencionado representa el origen de los piercings, pero hubo un momento en la historia en las que estos pasaron de ser un elemento tribal a un elemento estético. No se sabe muy bien la razón, pero a finales de la segunda guerra mundial, los piercings en zonas como la lengua y los labios, podían verse en bastantes personas de la vieja Europa, pero el “boom” de los piercings llegó en los años 70 con el movimiento punk. Este movimiento trataba de reflejaba el hecho de ir en contra de lo que dicta la sociedad por medio de la provocación y el uso de ropas y accesorios llamativos. Aquí los piercings y los tatuajes comenzaron a popularizarse de nuevo. Hay que mencionar que el llevar piercings en esta poca te hacia ver como un marginado y por eso existe el estereotipo de que la gente con tatuajes y piercings pueden ser peligrosos.

Con el paso de los años los piercings han ido evolucionando, hasta el punto que hoy están bastante normalizados, incluso entre la gente más glamurosa y elegante. Los piercings y los tatuajes han pasado de ser un elemento tribal a un elemento de provocación y finalmente a un elemento estético. Lo que no cabe duda es que los piercings son muy populares en la actualidad y gran parte de la población tiene uno o varios. Es cierto que hay localizaciones de piercings más habituales y mejor vistas que otras. Por ejemplo, los piercings en las orejas, el piercing tragus o el piercing en la lengua están mucho mejor vistos que los piercings en el labio o en la ceja. A pesar de que todo esto ya está bastante normalizado, aunque queda gente por entender que este tipo de complementos no significan nada y que son tan solo un elemento estético.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí