El longboard es, en resumidas cuentas, un skate más largo de lo normal. Seguro que muchas veces has visto gente patinando sobre un skate en la calle, pues un longboard es muy similar. No hay que confundir el longboard para patinar con el utilizado para hacer surf. En realidad, en los dos casos se trata de tablas largas, con la única diferencia que la utilizada para patinar cuenta con 4 ruedas.

Historia del longboard

Este tipo de skate nace a finales de los años 50. Los surfistas de aquella época utilizaban estas tablas largas para poder surfear cuando había olas pequeñas y decidieron ponerle ruedas a este tipo de tablas y ver lo que ocurría. Así se creó el longboard. Su desarrollo y aparición fue un proceso, no un invento acuñado a una única persona, pero, según los expertos, Jay Adams fue uno de los principales precursores del longboard.

Tipos de longboard

En un principio, como se ha explicado, el longboard no era más que una tabla larga con ruedas, pero a medida que pasaban los años este se fue mejorando y, a día de hoy, existen diferentes tipos de longboard adaptados a diferentes usos.

  • Longboard carving: Este tipo de longboards están diseñados para ir moviéndose de un lado a otro con pequeños giros. La forma de usarlo es muy similar a la que se hace con una tabla de snowboard.
  • Longboard downhill: Estos están enfocados para los skaters más atrevidos. Esta disciplina consiste en bajar por carreteras de asfalto de zonas de montaña a gran velocidad. Los skaters que practican esta variante del longboard deben protegerse con indumentaria adecuada ya que se pueden llegar a alcanzar velocidades superiores a 130km/h.
  • Longboard cruiser: Estas son las más grandes de todas y se utilizan para desplazarse, al igual que un skate convencional. Si quieres adentrarte en este mundo, los longboard cruiser son los más fáciles de usar.

Los tres tipos de longboards mencionados aquí son los más típicos, aunque existen otras muchas variantes y algunas de ellas con cada vez más seguidores. Otros tipos de longboard que sería importante mencionan son el longboard sliding, el longboard pool o el longboard eléctrico. Este último, como podrías intuir, es el más moderno de todos.

¿Qué longboard debo comprar?

Como puedes ver, existen muchos tipos de longboard diferente, y no es fácil elegir. Si es tu primera vez patinando, debes optar por un longboard cruiser. Su gran tamaño te facilitará el mantener el equilibrio sobre la tabla. Si ya has patinado antes, decántate por el longboard que más te guste, no hay muchas diferencias entre ellos. Finalmente, si lo que buscas es un medio de transporte para ir por la ciudad, no quieres cansarte y no tienes grandes intenciones de ser un experto del patinaje, el longboard eléctrico puede ser una opción ideal. Estos cuentan con un mando a distancia que te facilitará la conducción. Los longboard eléctricos son los más caros de todos, pero como es lógico, la tecnología se paga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí